Saltar al contenido
Emigrar De Venezuela A Chile

Emigrar a Chile con niños

viajar con niños

Emigrar a Chile con tus niños. Comienza un nuevo año con nuevos cambios y propósitos, uno de ellos.

¿Qué significa esto para tus hijos? Si son bebés, probablemente no notarán que están lejos de su antiguo hogar. Y, en el caso de niños un poco más grandes, tal vez no se adapten tan rápido a su nueva vida y reaccionen con una actitud un poco más renuente.

No hay duda alguna sobre lo difícil que es para un adulto comenzar de cero en un nuevo país. Emigrar con hijos pequeños no funciona tan de la misma forma.

En su caso, están apegados a la rutina, a su día a día, a los rostros que veían con frecuencia y a los juegos que habían aprendido donde crecieron. Enfrentarse como familia a este nuevo comienzo es un paso para crecer y fortalecerse como equipo.

Alejándonos ligeramente de los sentimientos, nos enfocamos en lo que deben hacer los padres o representantes de los menores antes de iniciar su viaje.

Documentos para emigrar a Chile con niños:

  • Partida de nacimiento (original) 

Solicítala en el registro principal que corresponde a tu parroquia o sector donde resides. Recuerda que debes aclarar que el documento lo requieres legalizado para el exterior. Una vez cuente con la partida de nacimiento debidamente sellada, entonces solicitarás pautar la cita de apostillado.

  • Título de bachiller y notas certificadas

Ambos documentos debes solicitarlos en la institución de la que egresó el menor de edad.

  • Opcional* Boleta de promoción

La boleta de promoción no es un requerimiento, pero te aconsejamos que lo solicites en la institución estudia tu hijo. Pese a que los niños tienen derecho a la educación, es recomendable contar con este documento que ayudará a especificar cuál es el nivel académico y la preparación que haya recibido hasta ahora el menor a nivel educativo.

Qué hacer cuando solo hay un padre

Existen casos que por uno u otra razón, los niños terminan viajando solo con uno de los padres. Si tu familia se encuentra en esta situación, entonces debes saber que necesitas:

  • Partida de nacimiento debidamente legalizada y apostilla por el registro de tu parroquia.
  • Autorización notariada por el Servicio Autónomo de Registros y Notarías (SAREN) donde la otra figura consiente el viaje del menor. Presentar un documento original, además tres copias.
  • Documento de guarda y custodia con el que certifican que el menor está bajo la tutela legal y total de una sola de las partes, ya sea madre o padre.
  • También es necesaria una autorización notariada por el SAREN que certifique que el padre que no viajará con el menor está de acuerdo con la permanencia del menor en el país, Chile, en este caso.

Si uno o ambos padres han fallecido

  • Consignar acta de defunción que certifique el deceso. Presentar el documento original más tres copias.

El padre o la madre están en Chile

Algunas parejas deciden separarse momentáneamente para explorar el mercado laboral y, además, garantizar estabilidad económica a su familia una vez haya decidido traerlos a Chile. Si este es tu caso y no preparaste la documentación de los menores antes de emprender tu viaje, entonces ten en cuenta qué debes hacer para legalizar la salida de tu hijo/a de Venezuela:

  • El SAREN posee un formato en su sitio web, el Permiso para Viaje con el que se pueden “decidir las distintas situaciones” que y, además, cumple con lo establecido por las leyes migratorias venezolanas. Te aconsejamos que lo llenes e imprimas para que cuentes con él.
  • Para salida del menor en Venezuela se requiere un poder con tu firma, esto significa que debes dirigirte a una notaría chilena que valide legalmente la autorización. El documento solo requiere tu firma y ser notariado. No debe ser leído ni expedido por ninguna autoridad en Chile. Es decir, ellos no deciden si es válido o no.
  • El Ministerio de Justicia en Chile está autorizado para apostillar el poder que validaría la salida legal del menor en Venezuela. Puedes encontrarlo en la Subsecretaría de Justicia en Santiago.
  • Debes enviar a Venezuela toda la documentación, donde incluirás tu cédula extranjera, Solicitud de Visa (si al posees), permiso de trabajo, copia de pasaporte y el PDI, que es el permiso de turismo, en caso que tu situación legal aún sea como turista.
  • Para resguardar tu documentación es aconsejable que sean escaneados y respaldados.
  • Cuando tu familia emprenda el viaje, debe recordar tener a mano todas las copias de estos documentos.

¿Qué hacer si uno de los padres no está de acuerdo?

El destino de un niño o su formación es un tema que incluye a ambos padres, clara y legalmente. Pero, ¿qué ocurre si una de las partes se opone a que el niño viaje con su padre o madre? Debes solicitar ante la Ley Orgánica de Protección del Niño, Niña y Adolescente (LOPNNA) un cambio de domicilio. Con esta autorización se buscará acordar con ambas partes lo más adecuado para la seguridad del menor.

Si tu situación es distinta, es decir, no es posible contactar a la madre o el padre, entonces también deberás solicitar este proceso no sin antes asegurarte que no existe posibilidad de comunicarse con ella/él. Dada la sensibilidad del tema, realizar este proceso puede tomar un largo tiempo hasta ser aprobado el cambio de domicilio bajo la tutela absoluta de uno de los padres.

En caso que el menor no posea cédula y/o pasaporte

Si el menor ya cuenta con edad suficiente para poseer cédula de identidad y aún no la tiene, entonces debe declarar las razones que lo obligaron a desplazarse a territorio chileno sin la documentación legal requerida. Es vital que la información que ofrezcan sea veraz y oportuna, para que las entidades migratorias asuman su entrada al país.

Una familia, un nuevo comienzo

Con todo lo antes mencionado también debes preparar a tu familia para enfrentarse al nuevo rumbo que está por tomar sus vidas y explicarle claramente a los menores por qué decidieron comenzar desde cero en otro país (en este caso, Chile)

Si bien es cierto que cada persona puede tomar de forma distinta los cambios que significan emigrar, para los niños suele ser un impacto importante en sus vidas abandonar lo única que conocían hasta ahora para encontrarse con un nuevo mundo, donde, además, explorarán un lenguaje distinto, vestimenta diferente, clima, comida, incluso personas. Los padres deben sacar a relucir su arsenal y presentar a los pequeños los distintos beneficios de haber venido hasta aquí dejando todo atrás.

Para lograrlo, puedes tener en cuenta lo siguiente:

  • Mantén la relación y comunicación constante con tus familiares y amigos, donde permitas que los pequeños participen, como videollamadas o regalos que decidas enviar a Venezuela.
  • Explica las ventajas de conocer un nuevo país y además mudarse a él. También aclara que amas a tu familia, pero que necesitas crecer en un nuevo lugar, por ejemplo.
  • Un factor importante es manejar de la mejor forma los miedos que puedan sentir los niños, sobre todo, lo que significa llegar a una nueva escuela o relacionarse con niños criados y formados de forma distinta.
  • El entusiasmo ante cada nuevo reto ayudará a mitigar el miedo al cambio y aupará a los pequeños a continuar con el camino que están comenzando.
  • Cuando decidas partir de Venezuela, prepara una despedida con todas las personas con las que tu hijo compartía con frecuencia, incluso con quienes veía poco. Captura todos los momentos que puedas y procura que no hayan lágrimas, que pudieran desmotivar o crear sensación de culpa en el niño (a)
  • Una vez hayan llegado a su nuevo hogar, haz que la estadía sea calurosa, fomenta la armonía y comparte con tus niños con cada visita a los nuevos lugares que conocerán.

¿Qué ofrece Chile a los niños extranjeros?

Pese a que los niños del mundo tienen derecho a ser tratado como iguales, deben existir leyes que respalden la seguridad de los menores que se encuentren en situación de extranjero o desplazado en otros países. En este caso, Chile es un país flexible que ofrece la posibilidad a los menores con otra nacionalidad de:

  • Sin importar qué época del año sea, las matrículas escolares incorporan a los menores, ya sean en instituciones municipales o particulares.
  • La posibilidad de acceder a la educación sin distinción migratoria.
  • Conforme a su preparación académica y a lo determinado para su etapa de aprendizaje, Chile ofrece un sistema que facilita la incorporación del menor al aula de clases y adaptarse al nivel de sus compañeros.
  • También, el menor puede contar con los beneficios otorgados por el Estado legalmente a los estudiantes (sin distinción), como: pase escolar, textos escolares y beca de alimentación.
  • Chile garantiza que protegerá al menor de posibles agresiones o tratos distintos con respecto a su situación migratoria.

Cuáles son los derechos de un menor extranjero a nivel educacional

El acceso a la educación es una de las prioridades planteadas a nivel mundial que deben funcionar en pro al desarrollo de cada país o continente. Chile no es la excepción en impulsar, explorar y ofrecer oportunidades a cada niño o niña sin distinción de ningún tipo, incluso extranjera, solo por mencionarla.

Si estás planteándote la posibilidad de venir a Chile con tu familia, debes saber que contamos con tres tipos de establecimientos para la educación:

  • Municipal: es de acceso gratuito gracias a que los recursos son aportados por el Estado.
  • Particulares-subvencionados: aunque el Estado le otorga los recursos es un servicio privado. No se descarta que se conviertan en establecimientos sin ningún costo para los estudiantes desde 2017, donde comenzó a reducir la cuota gradualmente.
  • Particulares-pagados: los estudiantes cancelan pagos de matrículas desde donde se obtienen la cuota de los recursos.

Los derechos a la educación son inalienables, por lo que no importa la procedencia, todo niño en territorio chileno tiene la libertad de “incorporarse a la matrícula escolar sin importar la época del año”, además su capacitación estará acorde a su nivel académico y se le facilitará su desenvolvimiento en entorno junto con sus nuevos compañeros, lo que permitiría que el menor nivele sus conocimientos con lo que está por aprender en las nuevas aulas de clases.

En algunos casos los menores no cuentan con la documentación que acredite su preparación académica. No poder convalidar ya sea por no contar con expediente académico o con sus antecedentes escolares, obliga a realizar una prueba donde se decidirá el ingreso del menor a la institución.